¿Por qué en Extremadura?

Cómo llegar a Extremadura, aquí.

ERIAFF ha elegido Extremadura para celebrar su Conferencia porque el sector agroforestal juega un papel muy relevante en su economía, por lo que el evento supone una gran oportunidad para acercarse a la agricultura de la Región. El programa contempla un viaje técnico que se desarrollará por una de las zonas de regadío más importantes de Extremadura, las Vegas Bajas del Guadiana, limítrofe con el Alentejo portugués. Se visitarán infraestructuras de riego, así como algunas explotaciones de regadío de forma que los visitantes podrán tener una visión de esta zona agrícola.

La agricultura de regadío ha sido y será clave en el desarrollo de una región que actualmente es la única española que se clasifica como “menos desarrollada” en el Programa Operativo 2014-2020 de la Unión Europea. Este protagonismo de la agricultura como motor de desarrollo regional lo contempla de forma expresa la Estrategia de Investigación e Innovación para la Especialización Inteligente para Extremadura RIS3. Esta Estrategia establece las prioridades hacia las que orientar los esfuerzos en materia de investigación, desarrollo e innovación, de modo que alcance el mayor impacto sobre la economía regional y en las que se pueda alcanzar mayor excelencia internacional. La RIS3 Extremadura señala como prioritaria la gestión sostenible de los recursos naturales y cuidado del medioambiente mediante un modelo económico bajo en carbono; y la agroalimentación como una de las 5 áreas de excelencia.

patron-ris3

Extremadura es la Región española con mayor capacidad de agua embalsada con 14.225 hm3 y una superficie de riego de 275.000 hectáreas. Está previsto además ampliar esta superficie regada en 24.000 has en los próximos años.

La mayor parte de los regadíos de Extremadura se localizan en las Vegas del Guadiana en condiciones semi-áridas, con una pluviometría anual entre 400 y 600 mm que se concentra en el periodo comprendido entre el otoño y la primavera, de forma que los meses más calurosos coinciden con los de menor disponibilidad hídrica. En estas condiciones el riego incrementa considerablemente las producciones y hace posible algunos de los cultivos de mayor importancia económica en la Región, como tomate de industria o frutales de hueso y pepita.